3 de septiembre de 2013
Compartir este artículo
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+

Concurso de ortografía / El lenguaje en el tiempo

A través del portal se harán las pruebas a superar.
A través del portal se harán las pruebas a superar.

minifernandoavila

 

Por Fernando Ávila, director académico de la Fundación Redacción y delegado de la Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA) para Colombia. Autor de los libros Español correcto para dummies y La vuelta al español en ochenta guías.

 

 

Ya está en marcha el tradicional concurso anual de ortografía de EL TIEMPO para estudiantes de colegio.

A los profesores les recomiendo que pronuncien bien las palabras, para que los concursantes no se confundan al escribirlas. La x suena como una k seguida de una s, en palabras como taxi y pixel, aunque puede sonar como s en palabras como auxilio y extremo, y debe sonar como j en palabras como mexicano, texano, xalapeño.

La b y la v tienen el mismo sonido. Ambas son labiales. Así que no se sobreactúen pronunciando avión, veinte, vaca como si la v española fuera labiodental.

La g suena igual que la j en palabras como cónyuge, sufragista. No vayan a pronunciar cónyugue, sufraguista. Tengan especial cuidado con las consonantes posvocálicas. No digan cactura, proyepto, inyetción, en vez de captura, proyecto, inyección.

Acentúen bien las palabras, profesores. Que los muchachos sepan que les están diciendo diagnostico y no diagnóstico ni diagnosticó. No les dicten lívido (esdrújula) si pretenden que escriban libido (grave). No les digan caracter (aguda) si lo que deben copiar es carácter (grave).

Pedirles que distingan la fonética de la ye y la elle es demasiado. Así que, muchachos, sean comprensivos: no todos los profesores son capaces de pronunciar como Dios manda haya y halla. Lo más probable es que los dos vocablos les suenen igual. Debería haber una pista para salir de la duda por contexto. Ayudaría que el profesor dijera “cuando haya plata, compro” o “no halla a su hijo perdido”.

Hay palabras peligrosas como persuasión, vahído, exuberante, arcoíris, cuórum, sumun, penalti, exento, porque siempre se corre el riesgo de cambiarlas a persuación, con c; vahido, sin tilde, o vaido, sin h, o incluso baido, con b; exhuberante, con h; arco iris, separado; quórum, con q; súmmum, con todas esas emes; excento, con una c de más.

Recuerden, muchachos, que es un concurso de ortografía en español. Ustedes son bilingües, y se les puede atravesar el inglés a la hora de escribir clic, córner, tenis, clóset, penalti, escáner, wiski, puzle, que en la lengua de Shakespeare son click, corner, tennis, closet, penalty, scanner, whisky, puzzle.

El árbitro debe ser el Diccionario de la lengua española. No olviden que ya hay muchos avances de la edición del 2014 en línea. Si hay desacuerdo, opten por el Diccionario panhispánico de dudas.

Les deseo mucha suerte, y ¡que gane el mejor!

 
Compartir este artículo
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+