¿Cómo se escribe esta palabra?

En algunas ocasiones ciertos términos nos generan dudas. Sucede sobre todo con aquellos que provienen de otros idiomas o que son excepciones a la regla. Expertos dan ideas de cómo resolver esas inquietudes.

¿Alguna vez has tenido problemas para escribir alguno de estos términos: brasier, exprés, sándwich, grafiti, glamur o espagueti?
Si es así, no te preocupes, son términos que a más de a una persona le generan dudas porque no son palabras de nuestro idioma, proceden de otra lengua y se han ido incorporando en la cotidianidad.

Una buena cantidad de las palabras que escribimos en español las hemos aprendido primero en inglés, francés o italiano, y esto hace que su escritura en nuestro idioma se torne confusa o difícil. Además están los términos cognados que son aquellos que en inglés y español tienen una escritura parecida y su significado es el mismo.

“Por influencia de otros idiomas y especialmente del bombardeo a que nos vemos sometidos por el inglés, empezamos a dudar de la ortografía de aquellas palabras cognadas, tal como es el caso de ‘garaje’ y ‘garage’”, explica Juan Manuel Rivas Franco, productor de contenidos culturales y de entretenimiento.

Standard, stress, express, sandwich, corner, blue jean, comfort, pony, penalty, Martha, Nazareth, puzzle, meeting, crack, click, rock and roll, diesel son algunas de las palabras que hemos aprendido primero en inglés y se escriben en español: estándar, estrés, exprés sándwich, córner, bluyín, confort, poni, penalti, Marta, Nazaret, puzle, mitin, crac, clic, rocanrol, dísel o diesel.

Para escribir correctamente palabras como estas, es importante tener en cuenta que “en español no hay palabras con s líquida inicial, ni doble s, ni doble z, ni th, ni ck, ni terminación -ing, ni terminación -ll…”, como explica Fernando Ávila, delegado para Colombia de la Fundación del Español Urgente, Fundéu BBVA.

En español es correcto escribir brasier, glamur, casete, disquete, según el Diccionario de Americanismos, 2010, DAMER, de la Asociación de Academias de la Lengua Española, aunque es común ver estas palabras, que son del francés, así: brassier, glamour, cassette y diskette.
“No tenemos en cuenta que la doble s en español es escasísima (prácticamente está restringida a la palabra picassiano, ‘al estilo de Picasso’), la doble t no existe y la k es bastante menos usual que la q, para las sílabas que y qui”, agrega Ávila.

Graffiti, spaghetti, lasagna, mezzosoprano, paparazzi, ghetto son palabras aprendidas primero en italiano que al escribirlas en español deben estar así: grafiti, espagueti, lasaña, mesosoprano, paparazi y gueto, teniendo en cuenta que en nuestra lengua no hay –gh- ni doble f.

Otros términos difíciles

Poner la tilde donde toca es otro asunto que algunas veces hace que una palabra sea difícil de escribir, pero esto se soluciona recordando las sencillas reglas y el correcto silabeo para aplicarlas. Eso sí, hay que prestar atención a las excepciones y a los casos de los hiatos, que requieren de tiempo para entenderlos.

“Las palabras con mayor dificultad en escribirlas son aquellas que son excepciones a la regla; por tal razón, la lectura es la mejor herramienta para aprender a escribirlas bien”, complementa Rivas.

Otro grupo de palabras que conllevan alguna dificultad son las homófonas y parónimas, (bacía-vacía) (laxa-lasa), pero que si se conoce su significado en cada caso deja de tener dificultades. En el español, no hay un número grande de este tipo de palabras.

Otros términos que presentan dificultades son aquellos que pueden escribirse juntos o separados y que varía su significado al escribirse de una y otra forma. Para obviar esta dificultad, Rivas recomienda “estudiar atentamente las 30 palabras que tienen esa característica”.

Según Ávila también “es común la confusión de ciertas combinaciones, como -st-, en la palabra istmo; -sc-, en piscina; -xc-, en excelencia; que a veces no van, como cuando se escribe excento (incorrecto) en vez de exento (correcto)”.

Finalmente Rivas aconseja determinar la raíz de una palabra cuando tenemos duda sobre su grafía, y no vacilar en consultar si se tiene alguna duda. “Es mejor invertir un minuto que pasar la vergüenza”, dice.

Leave a Reply